Valencia

Playa, sol y paella.

Aunque tal y como está el viento últimamente con la ola de frío, disfruté de todo menos de sol, pero algo pude ver. Sí, sí. Estoy hablando de Valencia. Allí me deleité con sus calles, sus monumentos y sus obras de arte callejeras. Todo fue muy exprés pero me quedé con aquella esencia. Nada más dejarla la situé en mi lista de sitios a los que volver. La lista es larga, pero todo llegará.