fbpx

25 cosas que ver y hacer en Bratislava

Contenido que vas a encontrar

En nuestro viaje por el Centro de Europa siguiendo el río Danubio, la última parada era la capital eslovaca, Bratislava. Y, aunque algunos la consideran el patito feo del tour por las principales ciudades centro europeas, para mí fue una de mi favoritas. Una ciudad con carácter y personalidad que no te va a dejar indiferente. Perfecta para los amantes del arte callejero, los monumentos con mucha historia y el buen comer.

¿Quieres saber qué ver y hacer en Bratislava? ¡Pues quédate que te lo cuento!

Qué ver y hacer en Bratislava

1. Dar un paseo por el casco antiguo

Bratislava es una ciudad con mucha historia por la cual han pasado muchas civilizaciones a lo largo de los años. Aparece en escritos del año 907, pero no fue hasta el siglo XIII cuando los colonos germanos le dieron la entidad de ciudad. ¡Casi nada!

Sin embargo, en la Segunda Guerra Mundial empiezan las desgracias ya que gran parte de la ciudad fue destruida, pero no le fue mejor cuando cayó en el dominio de los soviéticos, lo que supuso un desastre urbanístico importante. Y, cómo no, todo esto queda impregnado en su casco antiguo donde verás un variado cultural de alemanes, austriacos, húngaros, rumanos y eslovacos en cada una de sus calles y edificios.

Desde entonces ha estado luchando por volver a ser lo que fue, o incluso, mejor, posicionándose como destino turístico de muchos europeos.

2. Haz un Free Tour

Para hacer una inmersión completa en la ciudad no hay nada mejor que hacer uno de los Free Tours que se ofrecen por la mayoría de las capitales europeas. En este tipo de tours por la ciudad sueles aprender muchísimo sobre la historia, la cultura, su tradición y curiosidades que te harán tener una idea más completa del lugar que estás visitando.

Te recomiendo que le eches un vistazo a este Free Tour por Bratislava que ofrecen desde Civitatis que se realiza con un guía en español.

3. Buscar esculturas por las calles

La búsqueda de las diferentes estatuas por la ciudad de Bratislava es una de las actividades más curiosas que podrás hacer en tu visita. Mientras realizas tus paseos, encontrarás esculturas escondidas por toda la ciudad que se presentan como personas vivas. Las más míticas y que te recomiendo buscar son:

  • Cumil saliendo por la alcantarilla entre las calles Panská y Sedlarská.
  • Schöne Nazi saludando con su sombrero (uno de los personajes más famosos de la vida de la ciudad de principios del siglo XX) en la calle Sedlarska.
  • Antiguo paparazzi (que honra a un excéntrico pero amable habitante local) en la calle Radnicna.

4. Visitar el Castillo de Bratislava

El Castillo de Bratislava es uno de los más emblemáticos de la ciudad. A ochenta y cinco metros por encima del nivel del Danubio, se alza el castillo que fue la sede de los gobernantes y actualmente acoge al Museo de Historia.

Hoy en día es el símbolo de Bratislava y eso que fue devorado por las llamas en 1811, siendo reconstruido unos 100 años más tarde. Las vistas desde el castillo son muy hermosas y los jardines invitan a un paseo tranquilo alejado del bullicio del centro.

5. El Palacio de Grassalkovicov

Un poco más alejado del centro, puedes encontrar la actual residencia del Presidente Eslovaco, el Palacio de Grassalkovicov. De estilo rococó, se construyó en el siglo XVIII para ser la residencia de verano del Conde Grassalkovicov. Aquí puedes pasear por los jardines que están abiertos al público y son uno de los lugares de recreo favorito por los bratislavos.

6. La Iglesia Azul

La llamada popularmente como «Iglesia Azul», se llama Iglesia de Santa Isabel y es uno de los edificios más bonitos de toda Bratislava. De estilo Art Nouveau, fue construida a principios del siglo XX y se caracteriza por su color azul. Además, presenta numerosos mosaicos en su fachada que podrás admirar si te alejas un poquito del centro de la ciudad. No nos impresiona que sea elegida por muchos locales para celebrar bodas y bautizos porque es simplemente preciosa.

7. Deleitarte con la Catedral St. Martin

En tu camino para llegar al Castillo de Bratislava, te encontrarás de frente la Catedral de St. Martín, la iglesia más grande e importante de Bratislava. Construida con un estilo gótico (nada que ver con el nuestro español), fue alzada en el siglo XV. Su importancia se debe a que fue el lugar de las ceremonias de coronación que se realizaron en la ciudad durante casi tres siglos. Para conmemorar este hecho, en lo alto de la torre podrás ver una réplica de la corona de San Esteban que pesa 300 kilos. ¡Casi nada!

8. Hacer la ruta de la Coronación

Como te comentaba arriba, Bratislava tiene un gran historial de coronaciones a raíz de los Habsburgo, de ahí que tengan su propia ruta de la Coronación. Se trata de un itinerario marcado por pequeñas coronas doradas que verás en el suelo y que sigue el recorrido del antiguo festival de la coronación de la emperatriz María Teresa el 25 de junio de 1740. Pero esto no es todo, y es que a finales de julio, se realizan los «Días de la Coronación» donde Bratislava se pone de gala y celebran la recreación de lo que fueron los años gloriosos de la ciudad.

9. El Palacio del Primado

Detrás del ayuntamiento. verás un edificio que llamará mucho la atención, el Palacio del Primado. Un palacio de estilo clasicista del siglo XVIII decorado con esculturas que representan las virtudes y un sombrero de cardenal que corona la escultura.

Pero no solo impresiona por su exterior, en su sala de espejos, se firmó en 1805 el tratado de paz de Presburgo con el que se dio fin a la Guerra de la Tercera Coalición.

10. Haz una cata de vinos

Por si no lo sabías, Eslovaquia también es conocida por sus grandes vinos. En la zona de los Cárpatos, y más concretamente en los municipios de Pezinok, Modra y Svätý Jur hay una gran tradición vinícola que no dejará indiferente a los amantes del vino.

Por lo que una de las actividades que puedes hacer en tu paso por la capital eslovaca es una cata de vinos nacionales que seguro que te encantarán. ¿Te animas?

11. Ver las ruinas del Castillo Devín

También a las afueras de la ciudad, encontrarás el castillo Devin, que vigila la confluencia de los ríos Danubio y Moravia. Esto le dio una gran importancia en la historia, lo que le costó el aspecto ruinoso en el que lo dejó el ejército de Napoleón en su paso por la ciudad de Bratislava.

También puedes hacer un tour por los diferentes castillos de la ciudad que incluyen el Castillo de Bratislava y el Castillo Devín.

12. Haz un crucero por el Danubio

Otra forma de hacer este viaje que hicimos nosotros por las capitales de Centro Europa es en barco. Un crucero por el Danubio te llevará a las zonas más importantes de esta zona del viejo mundo. Además, sentirás la historia de este recorrido en tu propia piel.

Pero si no quieres llegar tan lejos, otra opción puede ser hacer un paseito en barco por el Danubio de medio día o un día completo que seguro que disfrutarás muchísimo. ¿Nos vamos?

13. Busca las Murallas de Bratislava

Poco queda ya en pie de las murallas defensivas de la ciudad de Bratislava que rodeaban el caso antiguo. La emperatriz María Teresa las mandó a demoler en el año 1775, pero todavía puedes ver un poquito de lo que fueron en la calle Úzka, cerca de la Catedral de San Martín.

14. Da un paseo por el río Morava

Tras tu visita al Castillo Devín, podrás dar un paseo por el río Morava o bien sentarte junto a otros eslovacos a deleitarte de la naturaleza, ver barcos pasar y simplemente descansar después de la dura jornada de turisteo. Otro plan sería hacer un picnic a las orillas del río. ¿Qué te parece?

15. Ayuntamiento Viejo y subir a la torre

Al ladito del Palacio de Primado, encuentras el Ayuntamiento que preside la plaza principal de Bratislava. Construido en el siglo XV de la unión de varias casas burguesas con un tejado muy bonito. Además, puedes subir a la torre de nada más y nada menos, 45 metros de altura donde podrás disfrutar de una vista panorámica única de todo el casco antiguo.

Como curiosidad, en la torre podrás ver una inscripción del año 1850 con el nivel de agua durante la inundación de aquel año y una escultura de Nuestra Señora del año 1676.

16. El Teatro Nacional Eslovaco

Otro de los monumentos que tienes que ver en tu paso por Bratislava es el Teatro Nacional Eslovaco en la plaza Hviezdoslav, un edificio neorrenacentista del año 1886.

En sus inicios tenía capacidad para 1000 espectadores y se utilizaban 800 lámparas de gas para iluminarlo. Ahora cuenta con espectaculares murales, y destaca su lámpara con 2.532 bombillas. La pena es que la única forma de verlo es asistiendo a alguna obra, pero ten cuidado porque la mayoría se hacen en otro teatro fuera del centro.

17. Comer la comida típica hecha a base de patata

Pero si a ti lo que te gusta es comer, has llegado al mejor sitio. En Eslovaquia se come de lo lindo. Platos contundentes hecho para reponer fuerzas y calorías después de los largos días de turisteo.

Su plato más famoso es el llamado «Halušky» hecho a base de harina y patata, un gnocchi, este lo sirven de diferentes maneras pero siempre buenísimo. Además, te recomiendo que no te vayas sin probar el «Kapustnic» (sopa de chucrut con salchichas), o el pastel de albaricoque.

18. Cruzar el Apollo Bridge

Otra de las experiencias que no te puedes perder en Bratislava es cruzar el puente Apollo, que te hará ir de un lado al otro del Danubio. Con sus más de 10 años de construcción, se puede ver como es una oda del régimen comunista a los excesos. Tiene un aspecto futurista que hace un gran contraste con el resto de monumentos de la ciudad.

19. Subir al Most SNP (en el Apollo Bridge)

Pero además de cruzar de una orilla a otra del río Danubio, otra de las actividades que puedes hacer es subir al llamado Most SNP. Desde ahí tendrás unas vistas de la ciudad simplemente espectacular a sus casi más de 100 metros de altura. Además, tiene un restaurante y una cafetería donde sentarte a tomar algo mientras te deleitas con las vistas. ¿Te animas a subir o sufres de vértigo?

20. La Puerta de San Miguel

Como te he comentado antes, de las murallas de la ciudad de Bratislava ya apenas queda nada. Pero la Puerta de San Miguel es la única que pervive del sistema de murallas defensivas de la antigua ciudad medieval. Su terraza es otro de los puntos panorámicos de la ciudad, y al mismo tiempo es museo de las armas.

21. Rodearse de luces y espejos en Gallery Multium

Pero si lo que quieres es una actividad diferente en Bratislava no puedes dejar de visitar el Gallery Multium, el sitio más instagrameable de Eslovaquia. Aquí te encontrarás un mundo de espejos y luces completamente diferente visitando seis espacios que parecen infinitos.

¡Prepara la cámara del móvil y hazte con la entrada para el Gallery Multium!

22 La Casa del Buen Pastor

Si sigues en la búsqueda de edificios emblemáticos de la ciudad de Bratislava, no te puedes perder la Casa del Buen Pastor. Una casita amarilla de estilo rococó que alberga una curiosa exposición de relojes viejos. Se encuentra cerca del Puente Nuevo.

23. Encontrar el kilómetro 0 de Eslovaquia

Otra cosa curiosa que hacer en Bratislava es la de encontrar el kilómetro 0 de Eslovaquia cuando pases por debajo de la Torre de San Miguel. Si no apartas la mirada del suelo verás un círculo de metal que sirve como origen para medir las distancias en el país. Ahí podrás ver la distancia que hay a varias capitales mundiales. ¿Estarán el resto de ciudades que recorre el Danubio? ¡Averígualo!

24. Disfruta en una terraza un par de cervecitas

¡Los cerveceros están de enhorabuena! Y es que en Eslovaquia también tienen cervezas nacionales que están de muerte. ¿Necesitas alguna excusa para sentarte en una terracita a tomarte una? ¡Pues ya te la doy yo!

Quédate con el nombre de «Pivo» (cerveza) y pídete una delicia local, la Zlaty Bazant.

25. Hacer alguna excursión a los alrededores

Y si te quedas con ganas de más y tienes tiempo, dedícalo a explorar las proximidades de Bratislava con alguna que otra excursión de medio día o día completo. Puedes visitar Rusovce, a las orillas del Danubio y muy cerquita de Austria donde podrás ver varios monumentos nacionales preciosos.

También puedes hacer una ruta vinícola por varios municipios de los Cárpatos, si la cata de vinos que te propuse se te quedó corta. O ver los castillos de Cervený Kamen, en Castá, o el de Pajstun.

Dónde dormir en Bratislava

Dónde comer en Bratislava

Como has podido ver, Bratislava es una ciudad vibrante que ha conseguido adaptarse a los tiempos modernos mientras mantiene la esencia de la convergencia de las diferentes civilizaciones que pasaron por ella. Un lugar sin igual que no puedes perderte en tu ruta por de las capitales del río Danubio.

Espero que este post sobre las 25 cosas que ver y hacer en Bratislava te haya servido para organizar tu próximo viaje a la capital eslovaca. ¿Te animas a poner el pie en una de las capitales europeas más desconocidas? ¡Cuéntame en los comentarios!

Si te ha gustado este post también puedes leer sobre otros que he hecho sobre la ciudad de Bratislava y alrededores como:

SI QUIERES SEGUIR MIS VIAJES MÁS DE CERCA PUEDES VERLOS EN @CHICAENRUTA

¿Te ha parecido útil este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! Soy Nazaret y en este espacio es donde quiero compartir todo lo relacionado con los viajes, la vida en furgoneta y la naturaleza. Todo lo que significa para mí, lo que me da, lo que me hace sentir… ¡LEE MÁS!

Descarga GRATIS la guía para descubrir los mejores rincones naturales escondidos en España.

Con ella, prepárate para explorar y descubrir la magia que se encuentra oculta en cada rincón de la naturaleza en España.

Nombre(Obligatorio)
Booking.com
Scroll al inicio