fbpx

Qué ver en Hannover en un día

La ciudad alemana de Hannover es una de las grandes desconocidas de Alemania por los turistas y eso que es la capital de la baja Sajonia. Ligada con la dinastía inglesa, en esta ciudad se celebran hoy en día ferias industriales de mucho prestigio lo que hace que muchas personas se acerquen a ella por negocios.

Sin embargo, Hannover es mucho más que esto. La ciudad que fue casi destruida en la Segunda Guerra Mundial ha estado recuperando su músculo turístico con el paso de los años para convertirse en un lugar cosmopolita, colorido y con mucho ambiente. ¿No te la quieres perder?

En este artículo te cuento qué ver en la ciudad de Hannover en un día. ¡Vamos!

El nuevo ayuntamiento

Hannover no cuenta con un solo ayuntamiento sino que ¡tiene dos!

Una de las visitas que debes hacer en tu viaje a Hannover es el nuevo ayuntamiento que simboliza la ambición de los ciudadanos más adinerados del siglo XX. Además de ser impresionante por fuera, también lo es por dentro. Y es que puedes visitarlo, ver diferentes maquetas de la ciudad a lo largo de los años y subir a la torre en ascensor para deleitarte con las vistas.

El antiguo ayuntamiento

Otra de las visitas obligatorias es el antiguo ayuntamiento situado en la Marketplace, que no tiene nada que ver con el nuevo. Este edificio de ladrillo rojizo del siglo XV tardó nada más y nada menos que 100 años en construirse, por lo que hasta el siglo XVI no lo vieron terminado. Nada más que por eso merece la pena echarle un vistazo.

Hoy en día alberga en su interior una serie de tiendas y galerías, así como restaurantes y cafeterías. 

La Marketplace

La Marketplace es el centro neurálgico del casco antiguo de Hannover. Construida en el siglo XV, en esta mítica plaza podrás encontrar varios edificios significativos como la iglesia Marktkirche o el antiguo ayuntamiento del que hemos hablado arriba.

Mi consejo es que te des una vuelta por allí y disfrutes con los edificios de ladrillo rojo que decoran toda la plaza. ¡No te decepcionarán!

Disfrutar de sus esculturas

Si por algo se caracteriza Hannover es por ser una ciudad muy hermanada con el arte. En la calle Leibnizufer encontrarás tres esculturas llamadas las «Nanas» (Sophie, Caroline y Charlotte) realizadas por la artista francesa Niki de Sain Phalle.

Se trata de una serie de esculturas coloridas y bastante voluminosas que exaltan la sensualidad del cuerpo femenino y sus partes sexuales. Vale la pena detenerse a admirarla y ya de paso sacarte un selfie.

El centro histórico de Hannover (Aldstadt)

Cerquita de las «Nanas» se encuentra el centro histórico de Hannover, perfecto si quieres sumergirte en la historia de la ciudad. Paseando por sus callejones encontrarás casitas de madera típicas de Alemenia y otras zonas de Francia. Además, allí se encuentra el parlamento estatal de Hannover, el Leineschloss, construido a orillas del río en el siglo XVII, así como algunos de los edificios comentados arriba.

¡Recuerda! También tienes la opción de reservar un tour privado por la ciudad de Hannover para conocerla mucho más a fondo de la mano de un experto en la materia.

Ver la Marktkirche de Hannover

Siguiendo con los edificios que no te puedes perder en tu visita a Hannover se encuentra la Marktkirche, la iglesia del mercado. Una antigua iglesia medieval de estilo gótico transformada en un templo luterano que fue uno de los pocos edificios que no fue completamente destruido en la Segunda Guerra Mundial.

La iglesia se sitúa en la Marktplatz y cuenta con una torre campanario de casi 100 metros de altura, visible desde prácticamente toda la ciudad. Se puede subir a contemplar las vistas de la parte antigua de Hannover que seguro que te dejará impresionado.

La ópera de Hannover

La ópera de Hannover es un edificio de estilo neoclásico construido a mediados del siglo XIX, para luego ser destruido y vuelto a construir más tarde. Por lo que cuenta con muchísimas curiosidades a nivel arquitectónico. Además, está catalogado como una de las veinte óperas más importantes del mundo. ¿Te lo esperabas de una ciudad como Hannover? Nada que envidiar a Viena por lo que parece…

La Expo 2000

Acercándose el cambio de milenio, se celebró en Hannover la Expo 2000, la primera Exposición Universal de Alemania. Del 1 de junio al 31 de octubre del año 2000 se dieron encuentro 155 países de todo el mundo en el recinto ferial de la ciudad bajo el lema «Hombre, naturaleza y tecnología – origen de un nuevo mundo«.

La Expo 2000 atrajo a nada más y nada menos que 18 millones de visitantes. ¿Qué te parece?

El lago Masch (Maschsee)

En tu visita a la ciudad de Hannover tendrás que dar una paradita para darle tregua a las piernas, y no hay mejor lugar para hacerlo que el lago Masch.

Este es un lago artificial donde encontrarás a los locales haciendo todo tipo de actividades al aire libre, desde piragüismo a patinar, o montar en bicicleta… En el mismo recinto del lago, en un lado, encontrarás el Museo Sprengel (del que hablaremos ahora).

La Aegidienkirche (Iglesia de San Gil)

Si antes hemos dicho que la Marktkirche fue uno de los pocos edificios que no se destruyó durante la Segunda Guerra Mundial, la iglesia de San Gil no corrió la misma suerte.

La Aegidienkirche es una antigua iglesia de Alemania del siglo XIV que se encuentra situada más al este de las tres que se encuentran en el centro de la ciudad, dedicada a San Gil. Y es un buen lugar para visitar ya que, tras los bombardeos que sufrió la ciudad en el año 1943, se decidió no restaurarse para que sirviese de memorial de las víctimas de la guerra. ¿Te suena esta historia? ¡Pasa lo mismo en Hamburgo!

Entra en los museos: Sprengel y el Estatal de Baja Sajonia

Si tienes tiempo durante tu visita de un día a Hannover, te recomiendo que entres en alguno de sus museos.

El Museo Sprengel fue inaugurado en el año 1979 y dentro encontrarás una exposición de arte contemporáneo y moderno con artistas de la talla de Picasso, Paul Klee o Max Ernst.

Otro de los museos que puedes visitar es el Estatal de Baja Sajonia que se encuentra delante del ayuntamiento. Este museo alberga una gran e importante colección de antigüedades, pinturas, esculturas y fósiles. Además, también cuenta con una exposición de historia donde podrás ver a un dinosaurio en tamaño real y un acuario con más de 2.000 peces y reptiles.

Los jardines Herrenhausenn

Y ya por último, si te apetece rodearte de un poco de aire imperial, no te puedes perder los jardines Herrenhaussen construidos por la Duquesa Sofía hace 300 años.

Estos jardines son considerados los más bonitos de Alemania y se encuentran muy cerca del centro de la ciudad, a unos 10 minutos de la estación de tren central.

Está compuesto de tres jardines. El Großer Garten es el más famoso y es considerado uno de los jardines barrocos más importantes de Europa. El Berggarten, un jardín botánico del siglo XVII. Y el Georgengarten, que es más un corredor verde para deportistas y transeúntes.

Dónde dormir en Hannover

Dónde comer en Hannover

SI QUIERES SEGUIR MIS VIAJES MÁS DE CERCA PUEDES VERLOS EN @CHICAENRUTA

Otros artículos relacionados

Scroll al inicio